La potencia de Marcos Braga cierra la plantilla del Balonmano Burgos

El lateral brasileño disputó el Mundial júnior en España con su selección y es una de las figuras más prometedoras de su país

El UBU San Pablo Burgos completa el plantel que defenderá la camiseta rojinegra en esta primera temporada del conjunto cidiano en División de Honor Plata con la incorporación de una de las jóvenes perlas del balonmano brasileño, Marcos Braga. El lateral izquierdo, internacional con su país, cierra un bloque de 16 jugadores que comenzará la pretemporada el próximo 3 de agosto.

El largo proceso de confección de la plantilla concluye con un nuevo fichaje de altos vuelos para el conjunto burgalés. Marcos Braga, procedente del Corinthians Guarulhos, de Sao Paulo, añade potencia a la primera línea cidiana con un buen lanzamiento, tanto exterior como desde seis metros, y una gran agilidad que se evidencia en su finta endiablada. Con 1,90 mts. y 88 kgs., el jugador de 20 años es ya una de las promesas del balonmano canarinho.

«Marcos es un jugador bastante diferente a lo habitual», describe el técnico rojinegro, Nacho González. «Tiene un buen lanzamiento a media distancia, buena finta y buena capacidad de penetración», detalla. Además, «es bastante polivalente, puede jugar tanto en el lateral izquierdo como en el derecho», continúa el entrenador, quien recuerda que el nuevo jugador cidiano «tiene una buena experiencia internacional». «Aunque es del 2000, ha jugado ya el campeonato del mundo con Brasil con los jugadores del ’98, teniendo un buen papel», recuerda González. Por lo tanto, «tiene una proyección bastante importante y probablemente sea uno de los mejores jugadores de su país». «Como todos los brasileños —remarca— es un jugador explosivo que a buen seguro nos ayudará mucho en este año en Plata».

Por su parte, Marcos, quien aún tiene que aprender a desenvolverse en castellano, asegura esperar «con ansias este nuevo viaje con el equipo de Burgos». El carioca se muestra «muy agradecido por la oportunidad» que le brinda el cuadro burgalés. «Estoy muy motivado y espero ayudar mucho al equipo», completa.

Marcos Vinícius Assumpçao Braga (Río de Janeiro, 2000) empieza a jugar con 12 años en la escuela. Ya entonces despunta y comienza a acumular éxitos de equipo —como el Campeonato Estatal en 2015 o el tercer puesto en el Campeonato de Brasil 2015—, y también individuales —campeón de la Copa Brasil 2016, en la que termina como mejor jugador y máximo anotador, y máximo realizador de la competición en 2017—. Ese año, se incorpora al Corinthians Guarulhos, club en el que se ha desarrollado profesionalmente y en el que ha permanecido hasta ahora. Es justo en 2017 cuando participa en su primer gran evento como internacional, al disputar el Mundial juvenil (sub’19) en Georgia y cuando obtiene su mayor reconocimiento individual como Mejor Lateral Izquierdo en categoría adulta en Brasil, a pesar de tener solo 17 años. Su progresión le lleva a ser subcampeón del Panamericano de selecciones júnior y campeón del Panamericano juvenil, en 2019. Año, en el que acude al Mundial júnior, celebrado en España, y al Mundial juvenil, en Macedonia.

La joven promesa verdeamarelha se incorporará a la disciplina rojinegra una vez resueltos los trámites para su traslado desde Brasil a España.

Imágenes