Mile Mijuskovic: «Del Balomano Burgos me gusta su ambición por ascender a Asobal»

Nacho González destaca que el nuevo jugador cidiano «es un jugador muy técnico» que «dará un salto de calidad al club»

Mile Mijuskovic ya conoce su nueva casa. El jugador montenegrino ha llegado a Burgos y ha sido presentado este miércoles en las instalaciones de Archicerámica, (calle Madrid, 62) donde el nuevo guardameta cidiano ha remarcado la seriedad y la ambición del club como principales razones para decidirse por la entidad rojinegra.

Con la presencia de Jesús Bueno, directivo del Club Balonmano Burgos, Nacho González, entrenador del primer equipo, y Diana Larreategui, CEO de Archiceramica, el internacional ha puesto en valor su experiencia como valor esencial para la nueva temporada del bloque burgalés en la División de Honor Plata.

«Queríamos empezar las presentaciones para esta campaña 2020/2021 con uno de los fichajes con más experiencia», inició Jesús Bueno la presentación del acto, danto las gracias a Archicerámica por su acogida y su apoyo desde el primer año al club cidiano.

«Presentamos a un jugador que nos va a acercar a la nueva categoría, que es Mile, con un perfil de mucha experiencia», describió el técnico. «Un jugador internacional que nos aporta un salto cualitativo muy grande», incidió. En este sentido, el preparador se mostró convencido de tener bien resguardada la puerta del equipo: «Junto con Ibrahim, que sigue en el equipo, yo creo que tenemos una de las mejores porterías, sino la mejor, de la División de Honor Plata».

González recordó que «el acuerdo —con Mile— es por un año», si bien, en su opinión, «hablando con él y haciendo bien las cosas, la esperanza es que se quede en Burgos más años y que sea uno de los referentes del equipo como lo es él en su selección nacional». En lo referente a sus características como jugador, el técnico destacó que «tiene una técnica exquisita». «Es un jugador muy técnico, con una amplia experiencia y con gran seguridad y estabilidad», resaltó. «Es un complemento importante para el equipo que tenemos», añadió.

Por su parte, el Mijuskovic reconoció estar «muy ilusionado». «Espero que empecemos bien el año, que creo que es fundamental», apuntó el montenegrino, quien tiene un buen manejo del castellano tras seis temporadas en España. «El proyecto es muy ambicioso y me gusta. Confío en el trabajo de los entrenadores y de la directiva y tengo la sensación de que todo va a ir bien», continuó. El ex del Sinfín puso énfasis la «buena ambición de subir a Asobal», que tiene el bloque rojinegro, como la principal causa para llegar a tierras castellanas, y reconoció que prefiere ese objetivo al de «jugar en un equipo de Asobal que juega por la permanencia». También, anticipó que, por su experiencia, puede ser de gran ayuda con «los compañeros y a los entrenadores, para, por ejemplo, no estar nerviosos en los momentos clave y darles seguridad… y parando, claro», bromeó.

Pretemporada en agosto

En otro orden de cosas, Nacho González anticipó que en su planificación tiene marcado el inicio de la temporada para «la primera semana de agosto», momento en el que citar a los jugadores para los reconocimientos médicos y las valoraciones». Después, se iniciaría la temporada «en pista, el día 10 de agosto y un total de siete semanas de trabajo hasta el inicio». «Tenemos programados cinco o seis partidos amistosos, uno de ellos con Aranda», anunció el vallisoletano. «La provincia de Burgos a día de hoy es posible que sea una de las provincias más importantes en el balonmano, con el ascenso de Aranda y Burgos y ese partido tiene que ser una bonita fiesta», completó.

Por último, Diana Larreategui quiso cerrar el acto mostrándose «muy orgullosa de formar parte del balonmano». «La proyección está siendo imparable y no tengo ninguna duda de que vamos a arrasar», concluyó.

Imágenes