El UBU San Pablo termina el año con pleno de victorias

El bloque burgalés se impuso en la cancha de la UVA para irse a las vacaciones manteniendo el liderato y la imbatibilidad

El cuadro cidiano se puede ir a las vacaciones de Navidad con la satisfacción del deber cumplido. Catorce triunfos de 14 encuentros disputados, lo que supone la mitad del camino recorrido. No obstante, el bloque dirigido por Nacho González tiene como premisa no relajarse y mantener la tensión competitiva en todos los encuentros y así afrontó el último duelo del año ante la Universidad de Valladolid, en el que se acabó imponiendo por 22-52.

El cuadro burgalés saltó a la cancha del polideportivo Fuente la Mora con la clara intención de mantener la inercia de juego que les llevó a ganar los dos últimos encuentros en casa contra dos rivales directos —Unión Financiera y Balonmano Soria— y saldar ambos con amplias victorias. En este caso, el choque enfrentaba a los rojinegros contra el último clasificado y, de nuevo, los burgaleses demostraron el compromiso de competir al máximo y no dar margen a la relajación.

El partido se rompió desde los primeros minutos y el ritmo endiablado impuesto por el bloque cidiano fue imposible de seguir para los locales que, no obstante, no bajaron los brazos y compitieron hasta el final. Con un UBU San Pablo en trayectoria ascendente, los vallisoletanos no pudieron hacer nada para frenar el ataque visitante en el que destacó Raúl Blanco, con 11 tantos.

Así, el Balonmano Burgos se va a las vacaciones prolongando una semana más su imbatibilidad. El próximo encuentro se disputará el día 12 de enero, a las 12:00 horas en El Plantío.

DECLARACIONES DE NACHO GONZÁLEZ

El técnico cidiano, Nacho González, valoró el esfuerzo de sus pupilos en un encuentro que exigía prolongar una semana más la concentración justo antes de las vacaciones: «Ha sido un partido dominado de principio a fin. Después de varios partidos complicados contra los rivales de la parte alta, seguir en la misma dinámica siempre es importante». «Han sido 60 minutos de estar intensos, de seguir haciendo nuestro partido, seguir corriendo, seguir manteniendo nuestro ritmo, que es a lo que estamos habituados», señaló el entrenador. «En ese sentido hemos hecho nuestro partido y hemos vuelto a imponer nuestro ritmo, por encima del resultado», destacó González. Algo importante «en una semana que igual lo habitual es no estar tan intenso», sin embargo, el equipo burgalés cumplió «con nota» para irse a «las vacaciones con unas sensaciones inmejorables». «Ahora unos días para descansar y volver fuertes», completó.

Imágenes