Duelo de alta velocidad para el Balonmano Burgos

El cuadro cidiano visita este sábado al Grupo IMQ de Gijón, en un partido en el que ambos conjuntos destacan por su ritmo alto de juego

El UBU San Pablo sabe que no puede permitirse fallar. A pesar de estar líder invicto, con 12 puntos, la liga está muy disputada. Con el Balonmano Soria igualado en la clasificación y un grupo de equipos pisando los talones, cada partido es una nueva prueba de fuego para seguir manteniendo las opciones de permanecer en la parte alta al final de la temporada. En esta ocasión, el examen tendrá lugar en Gijón, en la cancha del Grupo IMQ, este sábado a las 20:00 horas.

El conjunto asturiano ha comenzado la liga con buen pie y se sitúa sexto en la tabla con seis puntos. El cuadro gijonés es un clásico de la categoría y cuenta con la experiencia como mejor baza. Cuenta, además, en sus filas, con uno de los máximos artilleros del grupo, Diego Fernández Valdés, que acumula 33 tantos en lo que va de temporada, lo que supone una media de seis dianas por encuentro.

Por este motivo, el cuadro cidiano tendrá que trabajar para mejorar y refinar los aspectos defensivos. Los hombres de Nacho González, a pesar de mantenerse imbatidos, tienen aún mucho margen de mejora y por eso la planificación del técnico se sigue basando en intentar sacar el máximo rendimiento a una plantilla que aún no ha llegado a su tope. Tras la victoria de la semana pasada ante Arroyo (32-26), los burgaleses intentarán pulir algunos fallos que les llevaron a tener pequeñas fases de desconexión que, no obstante, se supieron compensar con creces.

Con todo el equipo a su disposición, el entrenador tiene claro que el choque ante IMQ será un nuevo test en el que cada fallo penaliza.

Se trata de «un partido complejo porque el equipo rival en su casa se está mostrando muy fuerte y, por ejemplo, sacó el choque antes Avilés de manera muy cómoda y a Oviedo le costó ganar ‘terrible’ (ganó por dos pero fue mucho rato perdiendo). Es un equipo llamado a estar arriba», explicó Nacho González.

En cuanto a sus características, González destacó que se trata de un grupo «joven, de mucho ritmo, muy dinámico». «En ese sentido, es muy parecido a nosotros y es un duelo interesante a nivel de ritmo, de muchos goles y mucho contraataque», detalló. «Dentro de esa locura, tenemos que intentar controlar nosotros el partido lo más posible. Ser muy serios en el repliegue y en la conceptuación defensiva y eso nos ayudará a podernos llevar el encuentro», señaló el técnico. «En definitiva, un rival que está haciendo las cosas bien y que es peligroso», completó.

Imágenes