El UBU San Pablo busca un nuevo triunfo en su visita al BM Delicias

El bloque rojinegro se mide a un rival necesitado de los puntos para salir de la parte baja y que cuenta con jugadores que también juegan en Asobal

El UBU San Pablo Burgos afronta un nuevo desplazamiento, esta vez a tierras vallisoletanas, para enfrentarse al BM Delicias el próximo domingo a las 13:30 horas. Un nuevo reto para los de Nacho González que no quieren desviarse del impecable camino que vienen recorriendo desde que comenzaron la liga el pasado 21 de septiembre. Desde entonces, acumulan 16 victorias en 16 encuentros, lo que les ha servido para situarse como el mejor equipo de toda la Primera División.

Enfrente, estará Delicias, un equipo asentado en la categoría que, actualmente, es filial del Atlético Valladolid, de Asobal, por lo que cuenta con jugadores de gran talento que entrenan y juegan también en la máxima división del balonmano nacional, como los hermanos Álvaro y Miguel Martínez. El equipo vallisoletano atraviesa una mala racha de resultados que le ha llevado a situarse penúltimo en la tabla con cuatro victorias y 12 derrotas, si bien se trata de un grupo cohesionado y que mantiene un ritmo alto de juego, similar al del cuadro burgalés, por lo que el duelo se antoja interesante.

Mientras tanto, el conjunto cidiano trabaja duro en estas semanas en el plano físico para encarar este segundo tramo de la temporada que se prevé intenso y para poder afrontar un virtual ‘play-off’ en el caso de que se confirme. En el aspecto técnico, el bloque burgalés se centra en la cita con Delicias, un equipo que hizo trabajar a los cidianos en su visita a El Plantío en la primera vuelta, donde el equipo rojinegro venció por 32-26.

El técnico del UBU San Pablo, Nacho González, define al Balonmano Delicias como «un filial diferente» porque tiene «jugadores de calidad cedidos por el Atlético Valladolid». En este sentido, habrá que ver si en el duelo del domingo participan «Álvaro y de Miguel y luego Alberto Cepeda, que ya ha jugado con el equipo Asobal». El bloque vallisoletano está compuesto por «gente joven, universitaria, que va a ritmos de partido bastante altos» y con «más presión por el resultado que otros equipos porque ellos tienen una necesidad de ganar clara porque están en la parte baja», explica González. «Además, vamos a su casa, y los equipos en su casa tienen que hacerse muy fuertes para poder conseguir la permanencia y Delicias está en esa pelea aun teniendo un buen equipo», subraya el técnico. El preparador destaca que su próximo rival tiene «muy buena plantilla, con gente de calidad en todos los puestos específicos. Gente grande que puede defender muy bien». «Tendremos que hacer un buen partido, seguir siendo serios, seguir en nuestra dinámica de trabajo, afrontando cada partido con la visión de seguir progresando y mejorando», señala el preparador. «Ese es el camino que tenemos que tener, sin mirar la clasificación y sí mirar en las acciones de mejora de partido y en la mejora individual. Esa es la línea que tenemos que mantener», concluye.

Imágenes

(Sergio Delgado)