El Balonmano Burgos inicia su temporada más ambiciosa

El equipo inicia los entrenamientos con una plantilla renovada y con el ánimo de estar entre los aspirantes al ascenso

La pretemporada 2019/2020 del UBU San Pablo Balonmano Burgos arrancó ayer con la primera sesión de entrenamiento de la plantilla en el Polideportivo Lavaderos. Tras hacerse con la dirección del equipo en el tramo final de la pasada campaña, Nacho González inicia su primera temporada completa a los mandos del cuadro burgalés con la ambición de crear un bloque con gen competitivo e intentar mejorar la clasificación del año pasado en la que solo el golaverage impidió a los cidianos estar en el 'play-off' de ascenso.

Esas son las claves, precisamente, para el preparador de la primera plantilla: ambición, mejora y crecimiento. «La idea es mejorar la clasificación con el trabajo diario, si conseguimos hacer eso sí tendremos opciones de jugar esa fase de ascenso», señaló González.

Una plantilla con cinco jugadores que se mantienen de la temporada anterior, —Ibrahim Moral, Íker Antonio, Alberto González, Juan tamayo y Pablo García— nueve incorporaciones —el portero Aleix Toro; los laterales Jano González y Javier Rodríguez; el central Javier Espinosa; los extremos Ernesto López, Raúl Blanco y Pablo Cantore, y los pivotes Julián Rasero y Sergi Germán— y dos juveniles que se sumarán al grupo en la pretemporada —Diego y Marcos— configuran el equipo que ha diseñado el técnico para un proyecto ilusionante: «Creo que la palabra que tiene que definir a la plantilla es ambición. Hemos elegido jugadores que vengan a dar un paso adelante tanto en su formación como a nivel de juego. Es gente que tiene mucha hambre y que viene aquí a intentar progresar.Tenemos que ir de la mano tanto club como jugadores en ese crecimiento», destacó, el entrenador.

Asimismo, y con el ánimo de hacer más grande cada vez al UBU San Pablo Balonmano Burgos, el técnico incide en la importancia de la afición. «Tenemos que enganchar cada vez a más gente. Ya el año pasado acabamos con muy buenas entradas en los últimos partidos», recuerda. Si bien, para llenar las gradas del Plantío, es necesario empezar por dar un buen espectáculo: «La gente que se anime a venir a venos tiene que ver un conjunto aguerrido, un equipo que luche y que juegue bien a balonmano. El equipo y el club tienen que ayudar también al crecimiento de la afición», completó el entrenador.

Imágenes