Dalmau Huix refuerza la primera línea cidiana

El lateral izquierdo es un gran especialista defensivo y atesora una larga experiencia en la División de Honor Plata

El Balonmano Burgos incorpora a su plantilla al lateral izquierdo Dalmau Huix para la próxima temporada. El jugador catalán, de 27 años, procede del Balonmano Zamora y cuenta con una gran experiencia en División de Honor Plata, lo que marcará la diferencia en la primera temporada del conjunto rojinegro en la segunda categoría nacional.

Siete años en DH Plata es el bagaje que atesora el nuevo primera línea cidiano. El lateral, de 1,90 mts. y 93 kgs., destaca por su polivalencia e intensidad. Es un gran especialista defensivo, pero con un importante potencial ofensivo, donde puede ocupar ambos flancos, si bien su puesto natural es el lateral izquierdo. En labores de ataque sobresale por su capacidad de penetración y por su lanzamiento de proximidad, con un promedio de tres goles por partido.

«Dalmau es un jugador que conoce mucho la categoría», recuerda el técnico del UBU San Pablo, Nacho González. «Lleva muchos años en Plata y yo creo que a un club nuevo en esta división y con muchos jugadores que van a debutar en ella, es muy importante esta experiencia que él tiene», subraya. González define al nuevo refuerzo del bloque burgalés como «un jugador muy polivalente, tanto en defensa como en ataque». «Además —remarca— su gran virtud es la subida del contraataque, algo que a nosotros nos gusta mucho por nuestro modelo de juego y que creo que nos va a poder ayudar mucho».

Por su parte, el jugador reconoce estar «muy contento» con su fichaje por el cuadro castellano. «Si tenía que jugar en un sitio fuera de casa, tenía que ser en un proyecto serio como Burgos», destaca el catalán. «Por lo que sé, se trata de un club serio que trabaja bien y que tiene ambición de crecer, por eso me decidí por él», incide.

Dalmau Huix Trenco, aunque nacido en Esplugues de Llobregat (1993), creció en Fornells de la Selva (Girona), donde comenzó a dar sus pasos en el balonmano. Siendo juvenil de primer año, ficha por el Handbol Bordils, en el que completa su formación para pasar al conjunto filial en su primer año de sénior. Después, sube al primer equipo en el que permanece cuatro temporadas, todas ellas en División de Honor Plata. Cambia, entonces, de aires para incorporarse al BM Torrelavega, donde también juega un curso completo en la misma categoría. Desde Cantabria, viaja a Zamora para vestir dos campañas de pistacho, también en DH Plata, y finalmente recala en Burgos para inicial el curso 2020/2021 en la capital castellana.

Imágenes