El Balonmano Burgos, a seguir su racha en Guadalajara

El conjunto cidiano visita una cancha complicada en la que espera mantener su ritmo de victorias en un momento clave de la temporada para sus aspiraciones

El UBU San Pablo visita Guadalajara este domingo, a las 13:00 horas, para medirse al filial del equipo alcarreño, en un encuentro que vuelve a poner el listón alto a los burgaleses, que siguen queriendo prolongar su imbatibilidad y su posición en la tabla.

No será fácil, ya que el bloque morado, a pesar de ser el segundo equipo de la entidad castellano-manchega —el primero milita en Asobal—, es un conjunto sólido que se sitúa sexto en la tabla y que ha demostrado que puede competir por estar entre los mejores. Así, por ejemplo, ha sido capaz de imponerse a equipos como DKV Gijón, o Cafes Toscaf Atlética, y de empatar con el potente Unión Financiera de Oviedo. Una capacidad de sorpresa que, no obstante, viene acompañada por una irregularidad que le hacen imprevisible.

El Quabit Guadalajara cuenta, además, con algunos efectivos a los que tendrá que estar atento el bloque burgalés como Jesús Arribas o David Martínez, máximos anotadores del equipo.

Mientras tanto, el grupo dirigido por Nacho González sigue su planificación para continuar con paso firme por la senda de la victoria. El conjunto cidiano sabe que mantener el nivel tan alto como hasta ahora cada vez será más difícil por eso el trabajo se intensifica en ir puliendo los pequeños fallos que todavía puedan hacer mella como posibles desajustes defensivos o pérdidas de balón.

El partido en el pabellón David Santamaría se antoja vital, ya que una victoria en la capital alcarreña llevaría a los rojinegros a afrontar los dos próximos duelos, que serán en casa contra sus principales perseguidores (Oviedo y Soria), en tendencia ascendente y con un extra de moral.

Así lo entiende también el entrenador del cuadro burgalés, Nacho González, quien advierte de la importancia del próximo encuentro: «Guadalajara es un equipo que viene haciendo una temporada muy buena. Es un equipo filial compuesto por jugadores muy jóvenes, pero con capacidad de controlar muy bien el partido y de adaptarse a los diferentes tipos de situaciones». «Muchos de los jugadores, además, entrenan con el equipo Asobal, lo cual les da un nivel de entrenamiento bastante alto», detalla el técnico. En cuanto a perfil de juego, González destaca que los alcarreños «tienden a jugar con bastante ritmo y vienen de sacar resultados muy positivos», recuerda. «Ganaron fuera de casa a Avilés y empataron con Oviedo, y eso nos da una muestra de lo peligroso que es este partido», remarca. Por ese motivo, el preparador tiene claras las claves para afrontar esta nueva jornada: «Tendremos que estar muy atentos y muy concentrados para intentar sacar los puntos de este desplazamiento».

Imágenes

(Sergio Delgado)